Viernes Santo – Semana Santa 2015

 

Durante el Viernes Santo no se celebra la Santa Misa, este día recordamos que Jesús muere crucificado para librarnos de nuestros pecados y seamos llevados a la Gloria por su Resurrección.

Participemos en el Vía Crucis del día de hoy para acompañar a Jesús en su prisión, pasión y crucifixión. Primero haz una oración personal y ponte a la disposición de nuestro Señor Jesucristo, dile que lo acompañarás por el camino del dolor con el arrepentimiento de tus pecados y agradécele su ofrenda de amor por la salvación de nuestras almas.

Jesús es un inocente que fue condenado a muerte, a una muerte que estaba destinada para los más grandes criminales, ese mismo día fue abandonado por los suyos, humillado ante el juicio de Pilato, el interrogatorio de Herodes y la elección de la gente por Barrabás. Jesús está solo.

¿Cuántas veces hemos dejado solo a Jesús? Lo abandonamos en su calvario cada vez que nos sentimos con el derecho de juzgar al otro sin buscar la verdad y la justicia, cuando por nuestra soberbia no buscamos a Dios para pedir perdón. También lo negamos cuando lo excluimos de nuestra vida, cuando ponemos nuestro ‘Yo’ superior, antes que el bien de los demás.

Jesús carga su Cruz, carga los pecados y problemas del mundo, con el dolor del hombre que sufre las miserias de la indiferencia y la injusticia, con el temor profundo de quiénes sufren persecución y muerte a causa de su fe, de su sexo, de su raza, edad y cualquier otra característica que lo haga distinto al resto de los demás. Jesús carga con el sufrimiento de la humanidad, con el individualismo que asesina a los niños dentro del vientre materno, con el egoísmo que cosifica a los hijos como productos, con la avaricia que mercantiliza la dignidad de los jóvenes con el placer de las drogas, la lujuria y la autosuficiencia, carga con los traumas de las víctimas de la trata de personas y con la angustia de los migrantes y hambrientos.

Jesús cae por primera, segunda y tercera vez, siente dolor como los hombres de carne y hueso. El hijo de Dios se encuentra entre nosotros, lo encontramos en el rostro del desahuciado, en la enfermedad que oprime nuestros cuerpos, en la debilidad de aquellos que sufren limitaciones físicas y dependen de los demás para seguir adelante. Jesús nos acompaña en nuestra realidad como hombres.

Ayudemos a Jesús a levantar la Cruz como el Cirineo, porque el Señor nos llama a seguirlo para ir a su encuentro. Su sacrificio es muestra de su amor perfectísimo. No lo abandones, acéptalo como el salvador de tu alma. Ruega por su dolorosa pasión y ruega por la misericordia de Dios hacia el mundo entero.

Restauración Lienzo de la Virgen de la Merced

Ya se encuentra en la Parroquia el Cuadro de la Virgen de la Merced, recientemente restaurado. La obra se sitúa dentro de un intervalo que abarcaría desde finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX. La virgen de la Merced se nos presenta en esta obra, coronada y con un brazo extendido hacia uno […]

Vigilia de Adviento en Santa Úrsula

¿Qué pasaría si esta Navidad insistentemente alguien tocara a nuestra puerta pero con el ruido del gentío, las compras y los villancicos no oyeramos la puerta? ¿Y si aquel que está tocando fuera El que puede transformar nuestra vida? A veces tenemos preparado todo menos nuestro corazón, así que te invitamos a un rato de […]

Programa de Navidad 2014

La Parroquia de Santa Úrsula presenta el programa de celebraciones para esta Navidad 2014. 20 de diciembre de 2013 10.30h: Sembradores de Estrellas. Actividad misionera de los niños y adolescentes de la Catequesis Parroquial, anunciando a todos la alegría del Nacimiento de Jesús. 24 de Diciembre. 19.00h: Celebración de Noche Buena en la Parroquia de […]

Sala 1 – Exposición

PRIMEROS PASOS.

En la escritura de cesión realizada en julio de 1612 ante el escribano Roque Suárez, Doña María de Gallegos dona unos terrenos de su propiedad “donde dicen la Palma de Sentejo”, para la fundación de una ermita en honor a la “Señora Santa Úrsula Mártir con las once mil vírgenes”. En dicho documento Juan Pérez promete hacer un altar a mano izquierda de la capilla, al pie de su arco al “bienaventurado San Alejos”, con “sepultura y entierro”; y Juan González de Acosta, otro a mano derecha, pegado al arco de la capilla, a la advocación de la “Natividad del Señor”, con asiento para él y sepultura para su “muger e hijos perpetuamente”, reservándose el entierro de su cuerpo en la capilla mayor.

Imponen que la primera hilera de sepulturas al pie de las gradas del altar mayor estén reservadas “para sacerdotes y para quien le pareciere al Prelado de esta Islas”, no debiendo ser ocupadas “ni dar á los pobres” ni a los fundadores o sus descendientes, que serán enterrados en el cuerpo de la Iglesia “donde hubiere mejor comodidad”.

 

 Oleo Vida de Santa Úrsula – Siglo XXI, 2005  Imagen de la Inmaculada Concepción – S. XVII Documentos Históricos  

 

Programa IV Centenario

SEPTIEMBRE 2014 1 Septiembre: 19.00h: Santa Misa. 20.00H: Inicio de la visita de la Venerada imagen de Santa Úrsula. Procesión desde el templo parroquial de Santa Úrsula hasta La Vera. 20.30H: Recibimiento en La Vera. A continuación palabras del Párroco. 20.45h: Oración.   2 Septiembre – La Vera 18.30h: Rezo del Santo Rosario por los jóvenes. 19.00h: […]